Publicado por & archivado en General.

Los niños españoles entre cinco y 16 años llevan una vida cada vez más sedentaria, algo que se puede achacar al desarrollo tecnológico. El 28% de ellos pasa más de dos horas al día viendo la televisión, jugando a la consola o frente al ordenador. Y un 36% no hace deporte como actividad extraescolar.

El 26,3% de los individuos entre dos y 24 años padece sobrepeso u obesidad. Esto se debe al estilo de vida sedentario relacionado con la falta de ejercicio físico, los hábitos de entretenimiento pasivos o la tendencia creciente hacia una dieta rica en energía, grasa saturada, azúcares simples y baja en fibra.

Ésta es una de las principales conclusiones del reciente estudio realizado por el Observatorio de Idea Sana de Eroski junto con la Fundación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea sobre nutrición infantil. En en esta tercera ocasión el trabajo analiza los hábitos de ejercicio físico y ocio de los niños de entre cinco y 16 años.

La encuesta se ha realizado a un total de 400 familias con hijos pequeños o adolescentes de siete ciudades de España siguiendo cuatro zonas estratégicas: Bilbao y San Sebastián en el norte; Sevilla y Málaga en el sur; Madrid en el centro; y Barcelona y Valencia en la zona de levante.

La investigación muestra también que el sedentarismo de la población infantil tiene mucho que ver con que el 36% de los niños no incluyan la práctica de algún deporte como actividad extraescolar. Esto puede ser consecuencia de que “el 65% de los padres encuestados no realizan tampoco ningún tipo de ejercicio físico”, ha explicado en rueda de prensa Aurora Irigoyen, experta nutricionista.

Según indica el estudio, los factores externos que pueden influir en la obesidad y en la vida sedentaria afectan más a la población adolescente.

En este contexto, el estudio determina que el 43% de los jóvenes de 14 a 16 años pasa más de dos horas diarias ante las pantallas frente al 19% de los niños de entre cinco y siete años. Además, a partir de los 14 años, sólo el 52% realiza actividades extraescolares deportivas frente al 71% de los niños de entre ocho y 10 años.

Según Irigoyen, estos datos apuntan a “extremar las alertas en la etapa adolescente, especialmente a partir de los 11 años, cuando más se apodera de ellos la vida pasiva”.

Una guía de actividades sanas

 

Para poder cambiar los hábitos de la población española infantil, la Fundación Dieta Mediterránea propone una guía en la que se recomiendan las actividades más adecuadas para los niños. Así, se propone jugar al aire libre; utilizar las escaleras en vez del ascensor; ir caminando al colegio todos los días; realizar algún deporte específico de tres a cinco veces por semana y no hacer uso de la televisión, de los videojuegos ni del ordenador más de dos horas al día.

Este estudio es el tercero realizado por la Fundación Eroski dentro de la campaña informativa ‘Comer Bien Comer Sano’ impulsada a lo largo de este año. Esta iniciativa pretende “sensibilizar a más de un millón de consumidores ofreciendo pautas sencillas para potenciar los hábitos de ejercicio físico y ocio basándonos en los criterios elaborados por los expertos de la Fundación Dieta Mediterránea”, ha explicado el director de comunicación de Fundación Eroski, Eduardo Saiz.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2006/09/21/pediatria/1158850683.html

Deja un comentario

  • (no será publicado)