Publicado y archivado en General.

Una sonrisa bonita, limpia y alineada ha dejado de ser un capricho para convertirse en un requisito

En el mundo en que vivimos la imagen no es la vieja “carta de presentación” sino un instrumento de primera necesidad. Por ello la edad no importa y siempre es momento de ponerse en manos de un especialista y comenzar una ortodoncia.

 

Una sonrisa bonita, limpia y alineada ha dejado de ser un capricho para convertirse en un requisito. En el mundo en que vivimos la imagen no es la vieja “carta de presentación” sino un instrumento de primera necesidad. “Por ello la edad no importa y siempre es momento de ponerse en manos de un especialista y comenzar una ortodoncia”, explican los profesionales de la Clínica Ariño. Por otra parte, la técnica ha avanzado muchísimo y las molestias producidas por el tratamiento cada vez son menores, a la vez que los tiempos se acortan.

 

1. En casi todos los casos se puede practicar la ortodoncia. No solo los niños pequeños, sino también algunos adultos pueden sufrir anomalías en las encías o los huesos, por eso es importante hacer una evaluación completa antes de comenzar cualquier tratamiento.

2. La ortodoncia no solo es un tratamiento estético. Aparte de poder lucir una bonita sonrisa, es beneficioso para la salud, ya que puede ayudarnos a corregir defectos en la dentadura que pueden llegar a ser muy molestos. Este tipo de problemas dentales pueden producir desde la pérdida del hueso a dolores cervicales… Así que atento si algo no va bien en tu cuerpo.

3. Puedes llevarlos y que nadie se dé cuenta. A día de hoy hay muchas más opciones que los brackets metálicos, hay infinidad de posibilidades mucho más estéticas como la ortodoncia lingual invisible personalizada hace que muchos adultos tomen la decisión de llevarla ya que los aparatos no se ven porque están detrás. También hay otros tratamientos como el “Invisaling” o el “Sistema insignia”.

 

4. Es más rápido. Gracias al avance de los tratamientos y de los materiales, el proceso de corrección de los dientes es mucho más rápido. Cada tratamiento tiene sus propias fechas de uso, pero más o menos suele durar entre los 12 y los 30 meses.

 

5. No molesta tanto como dicen. Si bien es cierto que al ser más mayores es posible que aparezcan algunas dificultades y pueda doler un poco más. Que eso no sea ningún impedimento.

6. Mejora la autoestima. Sonríe sin complejos, la ortodoncia rejuvenece el aspecto de la cara y seguro que mejora tu autoestima una vez finalizado el proceso, consiguiendo la sonrisa con la que siempre habías soñado.

 

7. Sale bien si acudes a un buen profesional. Asegúrate de que vas a una clínica con los mejores profesionales, siempre acreditados y con experiencia.

 

8. Mejora la higiene. El mal encaje de los dientes hace que la higiene sea más sucia, ya que es posible que no llegues bien con el cepillo y se acumule más el sarro. Con la ortodoncia conseguirás unos dientes bien alineados y por lo tanto, el momento del cepillado será más fácil.

 

9. ¿Existen alimentos prohibidos? En el proceso de ortodoncia, si has decidido ponerte brackets, procura llevar una dieta más blanda de lo habitual. En el caso de las fundas, ya que nos son aparatos fijos, se puede comer sin restricciones mientras se quiten los “aligners” para comer.

 

10. El coste vale la pena. En este caso, no como en el de los niños, eres tú el que paga para ti. Por ello, sabrás si realmente lo necesitas o no. Lo que está claro es que si quieres presumir de sonrisa y de buena higiene deberás hacerte una ortodoncia.

 

Publicado y archivado en General.

Uno de cada cuatro niños en España es atendido por un médico de familia y no por un pediatra

Las condiciones en los centros de salud espantan a los especialistas: eternas jornadas en turno de tarde, una media de 50 pacientes al día y sin incentivos

Consultas cargadas de virus infantiles y estrés. Toneladas de estrés encerradas en salas que no dan abasto. Jornadas de siete horas que muchos días deben cundir como lo harían 14 horas para atender a los pequeños pacientes de dos y a veces tres consultas. «Trabajamos a destajo, no cobramos por asumir el trabajo de los compañeros cuando faltan y nuestros sueldos son muy inferiores a los de otros países de Europa«, cuenta a este periódico R.J., una médico de atención primaria que lleva cinco años cubriendo el servicio de pediatría en un centro de salud madrileño.

Al igual que ella, otros galenos sin la especialidad se encargan de responder a las necesidades de la población con edades comprendidas entre los 0 y 14 años. Concretamente, suponen el 25,1% de las plazas de pediatría en atención primaria, según indica una encuesta realizada por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). En algunas ciudades, el porcentaje asciende al 48,97%, como en Islas Baleares. En cuanto a ciudades, Huelva (58%), Almería (56%) y Ciudad Real (50%) son las que peor puntuación muestran.

«El problema es que no hay pediatras que quieran venir a los centros de salud«, explica Concha Herranz, presidenta de la Asociación de Médicos que ejercen en Atención Primaria Pediátrica (AMAPED). «Prefieren los hospitales porque las condiciones laborales aquí son peores. Cobramos menos, no tenemos guardias con las que completar nuestros sueldos, no tenemos oportunidades de investigación ni docencia y asumimos sobrecarga de trabajo sin coste para la Administración». A esto, se suman los turnos de tarde (de 14h a 21h), que son los que «nadie quiere por las dificultades que implica para la conciliación familiar». Y por si fuera poco, tener que cubrir zonas rurales, lugares remotos o alejados de grandes núcleos poblacionales reduce aún más el escaso atractivo que pudiera quedar inherente a estas plazas.

Gracias a todos y cada uno de estos puntos negros, sólo el 29% de los residentes (MIR) de Pediatría elige como destino profesional los centros de salud, tal y como señala otra encuesta realizada por la AEPap. En algunas zonas, incluso las plazas hospitalarias quedan desiertas de pediatras, tal y como relata el jefe de servicio del Hospital Can Misses, Bartolomé Bonet. «Ante patologías muy específicas, muchos hospitales comarcales se ven obligados a derivar a los afectados a centros de referencia, que pueden estar a horas de distancia en coche, o tener que ir en barco o en avión».

Fuente: El Mundo.

 

 

 

Publicado y archivado en General.

Tienen miles de seguidores en redes sociales (aunque eso tal vez no sea lo más importante), participan en programas de televisión y radio, y escriben en revistas de salud y medios de comunicación. Son algunos de los médicos, nutricionistas y preparadores físicos más respetados de nuestro país, utilizan las redes sociales para promover buenos hábitos y están detrás de la gran revolución en el deporte y la nutrición a la que estamos asistiendo. Y en España los tenemos muy buenos.

Sin embargo, las redes sociales también están llenas de otros supuestos especialistas que acumulan miles de fans y que, sin embargo, difunden otro tipo de consejos que pueden hacernos más mal que bien. No te preocupes: nosotros te explicamos qué consejos seguir y cuáles no.

También es crítico con uno de los ejercicios estrella: los abdominales. Los crunch abdominales son perjudiciales para los discos lumbares, pues se deterioran al extender y contraer las vértebras. Si flexionamos el cuello demasiado, insiste, podemos destrozarnos las cervicales.

En esto tiene a otro compañero que nos alerta sobre cómo hacer los ejercicios sin que nuestro cuerpo sufra: Jorge García Bastida. Además de los anteriores, Jorge tampoco recomienda ciertos ejercicios de levantamiento de barra que dañarían nuestros músculos supraespinosos. Como ves, los consejos físicos de uno y de otro son más para tu salud que para esculpir tu cuerpo.

El dietista-nutricionista Julio Basulto es otro de los expertos en salud que debes seguir. Lleva años escribiendo sobre alimentación y se muestra especialmente crítico contra las terapias alternativas promovidas por curanderos. También suele analizar estudios relacionadas con la alimentación y la salud.

También hay consejos para la salud de los más pequeños, y entre los más difundidos están los de Lucía Galán Bertrand, también conocida como ‘Lucía, mi pediatra’. Lleva años denunciando el daño que puede hacer el movimiento antivacunas a la sociedad. En sus colaboraciones con medios de comunicación también aprovecha para desmontar bulos y mentiras sobre los más pequeños y la maternidad.

Y en este repaso no deberíamos olvidar a Carlos Ríos, el joven onubense que ha revolucionado la alimentación en España con su movimiento Realfooding. Su consejo clave es «comer comida real y evitar los productos ultraprocesados», como dice su página web. Según Ríos, los ultraprocesados son aquellos productos industriales que compramos en los supermercados y que tienen más de cinco ingredientes. Entre ellos, harinas refinadas, azúcares o aceites vegetales, bollos, precocinados, refrescos…

 

Publicado y archivado en General.

El pequeño vio la luz en Japón y ha estado siete meses en un hospital hasta que le han podido dar de alta.

 

Un hospital de Tokio (Japón) ha dado el alta médica a un bebé nacido el pasado agosto con 268 gramos de peso y que permanecía desde entonces en una incubadora, lo que lo convierte en el niño más pequeño del mundo que sobrevive a un parto prematuro. El bebé nació a las 24 semanas de gestación por un procedimiento de urgencia en el hospital de la Universidad de Keio, fue tratado en cuidados intensivos para neonatos hasta alcanzar los 3.238 gramos, según ha confirmado a la agencia EFE el médico a cargo, Takeshi Arimitsu.

Según la Universidad de Keio, se trata del niño más pequeño en sobrevivir a un parto prematuro, un récord que hasta ahora ostentaba un bebé varón nacido en Alemania en el 2009 con 274 gramos de peso. También en Alemania nació en el 2015 la niñSegún la Universidad de Keio, se trata del niño más pequeño en sobrevivir a un parto prematuro, un récord que hasta ahora ostentaba un bebé varón nacido en Alemania en el 2009 con 274 gramos de peso. También en Alemania nació en el 2015 la niña más pequeña de la que hasta ahora se tiene constancia, con solo 252 gramos.a más pequeña de la que hasta ahora se tiene constancia, con solo 252 gramos.

En Japón, el país del mundo con menor mortalidad de recién nacidos según datos de UNICEF, la tasa de supervivencia de neonatos con menos de un kilo de peso es del 90 por ciento, aunque esta proporción se reduce a menos del 50% para los bebés de menos de 300 gramos.

Arimitsu destacó que aunque se trataba de un caso «de mucho riesgo«, el éxito demuestra «que hay posibilidades de que el bebé salga del hospital pese a nacer muy pequeño». Por su parte, la madre del niño, quien no quiso hacer público su nombre, expresó su «felicidad por verlo tan grande» y después «de no saber si podría sobrevivir».

Fuente: El Español

.

Publicado y archivado en General.

El innovador tratamiento -un tipo de terapia génica- se aprobó en diciembre y hasta ahora sólo se había aplicado en pacientes adultos.

El pasado 11 de diciembre, la ministra de Sanidad María Luisa Carcedo anunciaba la financiación por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS) de la primera terapia celular CAR-T industrial.

Menos de cinco meses después, Álvaro, un niño de seis años paciente del Hospital Sant Joan de Déu, ha sido el primer caso pediátrico que se ha curado de su leucemia linfoblástica aguda gracias a esta innovadora terapia, en lo que sin duda supone un hito para la sanidad pública de nuestro país.

Según ha adelantado El periodico y ha confirmado a este diario un portavoz del centro, es la primera vez que se le aplica a un niño este tratamiento en el contexto de la sanidad pública, desde que se acreditaron los centros que podían utilizar alguna de las dos variedades aprobadas, de los laboratorios Novartis -Kimriah- y Gilead -Yescarta-. En el caso de Álvaro, ha sido la de Novartis la terapia CAR-T 19 utilizada.

Las terapias CART (siglas en inglés de Chimeric Antigen Receptor-Modified T-Cells) son tratamientos que modifican genéticamente los linfocitos T del propio paciente para que expresen receptores que se unan a las células tumorales, proliferen y las destruyan.

El CAR-T 19 es una terapia que capacita el sistema inmunitario del propio paciente para que pueda reconocer, atacar y destruir las células cancerosas de manera dirigida. Consiste en realizar al paciente una extracción de sangre mediante aféresis -una técnica que permite separar los componentes de la sangre- para obtener linfocitos T, un tipo de células de su sistema inmunitario.

Los linfocitos T extraídos al paciente son modificados en el laboratorio mediante técnicas de ingeniería genética para que expresen en su superficie el receptor CAR-T que es capaz de reconocer el antígeno tumoral CD19 que expresan las leucemias y linfomas de estirpe B y de esta manera, destruir específicamente las células cancerígenas.

Desde su desarrollo, se han visto como una gran esperanza para el tratamiento de los casos más difíciles de leucemia y de otros tipos de cáncer hematológico, aunque también se han visto en el centro de la polémica por sus elevados precios, que superan los 300.000 euros.

Pero poco importa esto a un paciente o, en este caso, a sus padres. Álvaro tiene ahora mismo seis años y medio. El pequeño -alicantino- padecía una leucemia linfoblástica aguda desde que tenía 23 meses. Su odisea incluye dos recaídas y un trasplante de médula ósea, terapias que no lograron vencer a la enfermedad, lo que sí consiguió en diciembre esta terapia, gracias a la cual ha podido retomar sus actividades normales.

Fuente: El español

Publicado y archivado en General.

Según un estudio de realizado por Claes Eveline y su equipo del Hospital Jessa Ziekenhuis (Hasselt, Bélgica) los niveles de ruido en una UCI neonatal, es más elevado que lo recomendado por la OMS, resultando una molestia y un freno para la recuperación de los pacientes, y de todos los usuarios.

Los neonatos internados en la unidad neonatal se exponen al ruido por largos periodos, con niveles que pueden alcanzar hasta 120 decibeles (dB), lo que sobrepasa considerablemente los estándares referidos por la Academia Americana de Pediatría (AAP) de 60 dB en el día y 35 dB en la noche.

Los niveles de ruido en una UCI neonatal es más elevado que lo recomendado por la OMS resultando una molestia y un freno para la recuperación de los pacientes, y de todos los usuarios.

Para la arquitecta Marta Parra, del estudio Parra-Muller, especialista en Diseño de Maternidades, «las Ucis Neonatales albergan a los pacientes más frágiles del hospital, con unas necesidades muy específicas y distintas del resto. Muchos de los pequeños pacientes han nacido con prematuridad, y precisan las condiciones sensoriales más parecidas posibles al útero materno: luz tenue, posturas tipo fetal, el ritmo cardíaco de su madre, etc. Todo esto está recogido desde hace décadas en los cuidados madre canguro, consistentes en proporcionar un hábitat externo similar al intraútero, y qué mejor que el pecho de la madre para recuperarse» afirma la arquitecta, premio a la Mejor Arquitecta del año 2018, según el Consejo de Colegios de Arquitectos de España, (CSCAE).

Este nivel de ruido se puede ver incrementado por una disposición del puesto de control de enfermería y sus espacios auxiliares, si no se ha tenido en cuenta el foco de ruido que supone la zona de descanso de los profesionales, o el punto de trabajo y comunicación.

 

«Es responsabilidad de la gestión hospitalaria y del equipo de salud adoptar las recomendaciones para reducir el ruido en la unidad neonatal, con base en los fundamentos y normas de seguridad ambiental en beneficio de la salud neonatal y la calidad de vida del niño», afirma Claes Eveline.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda niveles medios de sonido para las salas de hospital por debajo de 35 decibelios (dBA) con un máximo de 40 dBA durante la noche. Sin embargo, los niveles de sonido detectados en las unidades de cuidados intensivos son significativamente más altos con niveles de sonido promedio siempre superiores a 45 dBA y el 50 por ciento del tiempo superior a 52 dBA.

Metodología del estudio

Tras las quejas sobre los niveles de ruido, la Dra. Eveline Claes, delHospital Jessa Ziekenhuis, Hasselt, Bélgica, y sus colegas, midieron los niveles de sonido en una sala de 12 camas de la UCI. Los sonidos se midieron al lado de la cama durante 24 horas en una habitación con dos camas, así como en el puesto de enfermería. El resultado de la medición en las habitaciones con dos cunas alcanzaban los picos máximos de sonidos de 101.1 dBA, y en la estación de enfermería de 90.6 dBA. os niveles sonoros junto a la cuna son mayores que los registrados en el punto de control de enfermería.

No es fácil crear una UCI sin ruido. Necesitamos las alarmas para advertirnos sobre emergencias. Varios programas de educación del personal, programación de tareas, reposicionamiento de equipos y revisión de umbrales de alarma no han reducido los niveles de sonido a los recomendados por la OMS

Las medidas para el control del ruido son multidireccionales, incluyendo desde aspectos físicos, tratamiento de falsos techos en las zonas más sensibles, sustitución de alarmas acústicas en cada puesto por alarmas luminosas en control de enfermería, reducción del volumen de voz de los profesionales y familiares, alejamiento del punto de descanso de los profesionales, etc, comenta las arquitectas , Parra-Muller, epecialistas en arquitectura humanizada de maternidades.

La Dra. Claes comenta que la actividad de alarma probablemente representaba los picos que medían, con el ruido del equipo, el ruido del hospital y el movimiento del personal, todos contribuyendo a los niveles de ruido.

«No es fácil crear una UCI sin ruido. Necesitamos las alarmas para advertirnos sobre emergencias. Varios programas de educación del personal, programación de tareas, reposicionamiento de equipos y revisión de umbrales de alarma no han reducido los niveles de sonido a los recomendados por la OMS«La solución práctica en este momento parece ser tapones para los oídos u otros dispositivos de defensa del oído para los pacientes, aunque puede haber oportunidades en el futuro para modular las alertas mediante el uso de sistemas de alarma inteligentes y desarrollar equipos que produzcan menos ruido».

Publicado y archivado en General.

Alberto Díaz, padrino de la iniciativa «Batas de Campeones de Unicaja de Baloncesto» e impulsado por Quironsalud Málaga y junto con el director de Grupo Pediátrico Uncibay y jefe del área de pediatría Manuel Baca, han convertido las camisetas  de los jugadores en batas hospitalarias para los niños ingresados.

Publicado y archivado en General.

Algunos hospitales españoles han querido combatir la preocupación, inseguridad, miedo, y frustración de los padres y madres por tener que dejar puntualmente al recién nacido solo en el hospital a través de la implantación de webcams en las cunas de la UCIS neonatales.

Cuando nace un bebé, sus padres y familiares esperan salga todo perfecto. Se trata de un proceso maravilloso pero algo complejo, ya que tanto la madre como el pequeño experimentan muchos cambios físicos y emocionales, que forman parte de esa adaptación al ‘mundo real’ y que, en algunos casos, pueden llegar a complicarse o a demorarse.

Según explica la Academia Americana de Pediatría, un bebé debe realizar muchos ajustes físicos para la vida fuera del cuerpo de la madre: Los pulmones deben inhalar aire, la circulación cardíaca y pulmonar cambian, el sistema digestivo debe comenzar a procesar comida y excretar residuos; los riñones deben comenzar a funcionar para equilibrar los líquidos y químicos del cuerpo y excretar los residuos; o por ejemplo, el hígado y el sistema inmunitario deben comenzar a funcionar de manera independiente.

«Los sistemas del cuerpo de su bebé deben funcionar juntos de una nueva manera. A veces, un bebé puede tener dificultades para atravesar esta transición. Nacer de manera prematura, tener un parto difícil, o tener defectos congénitos, pueden hacer que estos cambios sean aun más desafiantes. Afortunadamente para estos bebés, está disponible el cuidado especial para el recién nacido en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCI Neonatal)», subraya.

En concreto, un bebé puede tener que estar ingresado en una UCI Neonatal desde algunas horas, días, o hasta un par de meses; siendo el promedio el de unos 20 días. En estos casos, «el mayor beneficio para estos pequeños es la presencia de sus padres, el contacto con ellos», resalta Montserrat Vázquez, auxiliar de Enfermería de la UCI Neonatal del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Eso sí, no es siempre posible para los padres estar las 24 horas del día con sus pequeños, según lamenta, dado que hay veces que alguno de los dos puede tener que incorporarse a sus obligaciones profesionales, ocuparse de otros hijos, o atender compromisos familiares, o bien por otras necesidades que les obliguen a ausentarse puntualmente de la unidad.

Cuando esto sucede, entre los progenitores suelen surgir sentimientos de preocupación, de miedo, de frustración, culpa, impotencia o angustia, por ejemplo, que no favorecen el llevar de la mejor manera posible este proceso, especialmente si no se contaba con que el recién nacido iba a tener que ingresar en una unidad de estas características.

Esto hace que evitar este tipo de sentimientos entre los padres se convierta también en una prioridad en estos servicios de ingreso neonatal, añade Eva Rueda, responsable del Servicio de Información y Atención al Paciente del citado hospital madrileño, y por eso existen los protocolos de puertas abiertas para favorecer que los padres pasen el mayor tiempo posible junto a sus hijos, sin horarios ni restricciones.

«Esto les permite estar mejor informados, participar, e implicarse en el cuidado del recién nacido, en un proceso continuo de aprendizaje, junto con los profesionales de la unidad, sintiéndose con todo ello más seguros, y comprobando y compartiendo la evolución del pequeño en sus primeros días de vida», señala.

Nueva apoyo para los padres: las webcams
Precisamente, algunos hospitales españoles han querido combatir esta preocupación, inseguridad, miedo, y frustración de los padres por tener que dejar puntualmente al recién nacido solo en el hospital a través de la implantación de webcams en las cunas de la UCIS neonatales.

Éste es el caso concreto de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, o de los hospitales universitarios Infanta Elena (Valdemoro, Madrid), Rey Juan Carlos (Móstoles, Madrid) o General de Villalba (Madrid), que han instalado estos dispositivos de forma que los padres pueden sentirse seguros, estar informados, y participar e implicarse en el cuidado del recién nacido, las 24 horas del día, aunque puntualmente estén ausentes por las razones que sean.

«Se trata de darles una tranquilidad que aumenta ahora sabiendo que pueden seguir viéndole también, si puntualmente deben ausentarse del hospital», apunta Rueda. En concreto, las webcams ofrecen imagen en tiempo real y las 24 horas del día, desde el móvil, la tableta o el ordenador.

Además, para garantizar la privacidad y seguridad en su uso, el hospital no guarda grabación de las imágenes, no se reproduce sonido, y sólo está disponible para los progenitores.

«Dejarlas aquí e irte a casa es muy difícil, pero sé que están bien cuidadas. El poder verlas cuando quiera a través de la webcam me deja más tranquila», destaca Virginia, madre de Érika y de Valeria, que vinieron al mundo hace un mes con 30 semanas y 5 días de gestación. «Me conecto todas las veces que puedo, desde casa, en el trayecto hacia allí, o de regreso al hospital, así como en la calle. Me parece una idea estupenda, y me aporta mucha tranquilidad», según celebra esta madre.

 

FUENTE: WWW.ABC.COM

 

Publicado y archivado en General.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado dos estudios en los que, por un lado, alerta de la lenta lucha que están teniendo muchos países de Europa para combatir la obesidad infantil y, por otro lado, del bajo nivel de lactancia materna que hay, a pesar de que se ha demostrado que esta práctica reduce el riesgo de obesidad.

«Cuanto más tiempo se amamanta a un niño, mayor es su protección contra la obesidad. Este conocimiento puede fortalecer nuestros esfuerzos en la prevención de la obesidad. Actuar sobre la obesidad infantil, incluida la obesidad severa, puede tener importantes beneficios, no solo para la salud y el bienestar de los niños, sino también para los sistemas nacionales de atención de salud, por lo que debemos hacer todo lo posible para promover y proteger la lactancia materna en toda la región», ha dicho el director de la División de Enfermedades No Transmisibles y Promoción de la Salud a través del Curso de Vida de la OMS/Europa, Bente Mikkelsen.

La obesidad grave en los niños se asocia con resultados cardiovasculares, metabólicos y otros negativos para la salud inmediatos y a largo plazo. De hecho, cuando se comparan niños con sobrepeso con niños con obesidad severa, estos últimos tienen un perfil de factor de riesgo cardio-metabólico mucho peor.

Publicado y archivado en General.

Actualmente las patologías más frecuentes en nutrición infantil son la malnutrición por exceso, que dan lugar a obesidad y sobrepeso, o por defecto, malnutrición por carencias. Según afirmó la profesora Isabel Polanco durante el XXVI Curso de Excelencia de Formación Continuada para Residentes de Cuarto Año de la Especialidad de Pediatría a Nivel Nacional, «los hábitos alimentarios en España están cambiando a peor, se está dejando la dieta mediterránea, se abusa de la comida rápida y, todo ello, unido al sedentarismo de los niños españoles, hace que el riego de sobrepeso y el de obesidad sean importantes y en cierta medida prevenibles si los pediatras se conciencian junto con los maestros de la importancia de la educación nutricional, tanto en la escuela como en las consultas de pediatría. Bien sea al niño sano, o con alguna patología, siempre hay que tener en cuenta la valoración del estado de nutrición, y los hábitos alimentarios para detectar si hay alguna desviación y posibles trastornos del comportamiento alimentario. La anorexia nerviosa, la bulimia y el miedo a la obesidad, sin duda alguna constituyen la epidemia silenciosa del siglo XXI», aseguró.

Estas declaraciones la hizo en la XXVI Edición del Congreso Anualde la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (SEGHNP), celebrado en Santander, y en la que los tres mejores casos clínicos de pediatría presentados en el XXVI Curso de Excelencia de Formación Continuada para Residentes de Cuarto Año de la Especialidad de Pediatría a Nivel Nacional, han sido galardonados con 3.000€ aportados por la Cátedra Nutrinfant.

Los casos ganadores han sido seleccionados de entre 60 casos presentados por residentes de toda España. El jurado de selección se compuso por líderes de opinión en el ámbito de la Gastroenterología Pediátrica y profesores del Curso de Excelencia dirigido por la catedrática de Pediatría Isabel Polanco, quién ha calificado esta primera edición como un éxito rotundo, tanto por el número de casos presentados, como por la asistencia en cantidad de especialistas del ámbito de la pediatría a nivel nacional y en la calidad de los mismos. «Se trata de casos clínicos de gran interés, pero muy diferentes entre sí, precisamente esa diferenciación ha resultado clave para la elección. Además del interés desde el punto de vista práctico, la metodología, la presentación y sobre todo la forma de defender el caso por parte de los residentes», explicó Polanco. La Cátedra Nutrinfant es la entidad responsable de esta iniciativa en una muestra más por impulsar la investigación y la formación continuada en Pediatría.

Fuente: www.abc.es