Publicado por & archivado en General.

Este viernes de cuarentena, el que hace el día 41 de estado de alarma, trae cierto aire de alivio. Es el primer día desde que estalló la pandemia que tenemos más pacientes recuperados que nuevos contagios, contando, eso sí, solamente los positivos con prueba PCR, y es el inicio de un fin de semana en el que los niños por primera vez van a poder pisar la calle. Y no es obligatorio que lleven mascarilla, pero es difícil resistirse a Tomás, un niño de tercero de infantil que nos enseña en un vídeo que ya recorre los grupos de WhatsApp de padres y madres cómo adaptar mascarillas quirúrgicas a sus pequeñas caras.

 

Es difícil resistirse a Tomás, que nos enseña en un vídeo cómo adaptar mascarillas quirúrgicas para niños

 

La idea es del Dr. Hermann Hernández Vargas, nefrólogo del Servicio Navarro de Salud y papá de Tomás. “Yo había visto algún vídeo de Wuhan sobre cómo adaptar mascarillas para los niños y había ninguno en español, y como a mi hijo le gusta grabarse haciendo cosas, surgió la idea para mandarlo al grupo de padres de su clase”, cuenta por teléfono a iSanidad.

 

Al resto de padres le gustó tanto el vídeo, que le pidieron permiso para compartirlo y una amiga pediatra, hizo lo propio. Con sencillez y sentido del humor, Tomás, con la ayuda de las manos del Dr. Hernández, explica paso a paso cómo conseguir mascarillas de talla mini. “Yo no he encontrado aquí mascarillas para los pequeños y las de adultos dejan muchos huecos por donde entra aire”, señala el médico.

 

El vídeo de mascarillas para niños ha tenido tanto éxito que padre e hijo ya piensan en una segunda parte con trucos para que no se empañen los cristales de las gafas

 

La sorpresa le llegó cuando una amiga les contó que le habían pasado el vídeo a través del grupo de padres de un colegio de Vitoria. Ahora padre e hijo ya piensan en una segunda parte sobre cómo evitar que a los niños con gafas se les empañen los cristales con la mascarilla. Ese truco lo esperamos con ganas los adultos también.

Este sexto viernes de confinamiento respirábamos algo más tranquilos cuando acudimos a la televisión, casi como si asistiéramos a un ritual diario, para conocer los datos de la pandemia en España en las últimas 24 horas. Hay un cambio en la forma de contar los nuevos contagios por el que se separan los positivos de PCR y los de tests rápidos, cuyos positivos han podido pasar la enfermedad hace semanas. Contabilizando ambos, serían 6.740. Fernando Simón anunciaba que eran 2.796 los nuevos contagiados (con prueba PCR) y 3.105 los nuevos curados, un objetivo al que hacía mucho tiempo que queríamos llegar y que indica que ahora sí “estamos doblegando la curva”, en palabras del ministro Salvador Illa.

 

Es el primer día desde que estalló la pandemia que tenemos más pacientes recuperados que nuevos contagios

 

El número de fallecimientos siempre pesa mucho, porque siguen siendo muchos. Pero también han bajado de manera importante con respecto al día anterior, de las 440 a las 367 personas fallecidas. Y todos estos datos en un día en el que no venimos de un fin de semana ni de un festivo, cuando se suelen producir retrasos en las notificaciones.

Desde el hospital de campaña de Ifema también llegaron buenas noticias en esta jornada. Su director, el Dr. Antonio Zapatero, comunicaba que desde el jueves no han recibido nuevos ingresos porque “la situación en los hospitales de Madrid ha mejorado mucho”. Aún quedan 265 pacientes a los que esperan dar el alta y poder “cerrar pronto nuestro querido hospi”, decía su director en su cuenta de Twitter.

 

Desde el jueves no se reciben nuevos ingresos en el hospital de campaña de Ifema porque la situación en los hospitales de Madrid ha mejorado mucho

 

Pero entre tantas noticias positivas, no podemos olvidarnos de que la enfermedad sigue aquí y que sigue cobrándose la vida de sanitarios también. El último de los médicos fallecidos ha sido el Dr. Joaquín García Montalbán, el primer médico en activo que muere por Covid-19 en Sevilla, según el colegio de médicos provincial. Poco antes, fallecía el Dr. José Manuel Fernández Cuesta, que ejercía en el dispositivo de urgencias del centro de salud de Gran Capitán en Granada. “Se entregó a la atención de los granadinos durante décadas”, han dicho sus compañeros del Colegio de Médicos de Granada, “hasta el último día, antes de caer enfermo, trabajando como todos los sanitarios sin las adecuadas medidas de protección”.

Cerramos esta jornada con la alegría y hasta el baile que se marcó Francisco en el momento en el que le daban el alta del hotel medicalizado de Sevilla en el que se encontraba ingresado. El fotoperiodista Fernando Ruso lo ha compartido en su perfil de redes sociales. Al ritmo de Mi gran noche de Raphael y entre aplausos, Francisco dejaba atrás sus días de ingreso.

 

Fuente: isanidad.com

Deja un comentario

  • (no será publicado)