Publicado por & archivado en General.

«Con la Unidad de Adolescentes buscamos atender a esta población, que tiene unas necesidades de salud propias que no estaban atendidas»

 

SUR. En Quirónsalud Málaga acaban de inaugurar una Unidad integral y multidisciplinar del Adolescente centrada en la atención, tanto en consultas como en urgencias, de jóvenes entre 11 y 15 años. ¿A qué se debe esto?
Conocíamos que era un sector de la población que no tenía un excesivo arropamiento por parte de los servicios sanitarios lo que, con todo esto de la pandemia que estamos sufriendo, se ha puesto aún más de manifiesto. Así que nos parecía que era el momento de empezar algo específico totalmente dirigido hacia los adolescentes.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes en esta población?
Hay desde patologías a corto plazo hasta patologías a largo plazo. Pero realmente nosotros lo que queremos es empezar sensibilizando en un escalón previo. Igual que hace unos años no se les daba ninguna importancia a las revisiones del lactante y la madre solo lo llevaba al pediatra cuando estaba enfermo, el adolescente no tiene ningún tipo de control. Y es necesario recordar que, como en cualquier otro momento de la vida, precisan sus controles específicos. Por eso la prevención, como siempre ocurre en medicina, es la mejor de las armas. Una vez transmitida esta idea, el segundo paso es tratar la patología inmediata, cuya gravedad ha quedado de manifiesto en muchos casos al hilo de la situación que estamos viviendo. Nosotros hemos querido llamarlo «el drama oculto de la pandemia».


¿A qué se refieren con esto?
Pues a haber destapado una gran cantidad de situaciones, de conflictos de personalidad o de comportamientos que están sufriendo los adolescentes y que apenas se conocían. A esto se suma el atrapamiento, en el sentido de adicción, por parte de todos los medios tecnológicos actuales; así como el insuficiente cuidado de su cuerpo, que va desde la falta de salud reproductiva a la obesidad, que es una verdadera plaga en España. No hay que olvidar que, a medio y
largo plazo, estamos sembrando la salud del futuro en estos niños y adolescentes, tanto en lo relativo al peso, como a otras cuestiones como las vacunas. Por ejemplo, con una dosis de la del papiloma humano evitamos la posibilidad de que desarrollen cáncer de útero 30 años después. En definitiva, el abanico de cosas a cuidar que tenemos es tremendo. Por eso en Quirónsalud Málaga hemos querido dar el primer paso.

¿Cómo tiene que ser el trato con estos chicos?
Totalmente distinto, por eso era necesario hacer una unidad absolutamente diferenciada. Hay que recordar que no se trata de niños, pero tampoco de adultos. Hablan un lenguaje propio, y hay que establecer una empatía con ellos, que no siempre es fácil. Por todo ello estoy convencido que se irán implantando este tipo de unidades específicas en todos los niveles.

Ha comentado antes el tema del lactante. En Quirónsalud tienen un especial cuidado de los bebés a través de la Unidad de Neonatología, ¿no es así?
Por supuesto. Nosotros creemos en una pediatría integral, que empieza desde que la mamá está embarazada. Posteriormente realizamos un seguimiento integral en consulta, en las diversas especialidades. Además, ponemos mucho hincapié en la medicina preventiva, con un centro de vacunación de referencia a nivel nacional y, por supuesto, cuando estos chicos caen enfermos, los atendemos en en urgencias, consultas o en los ingresos. Con esto abarcamos
todos los servicios necesarios para que la atención sanitaria de los niños sea un éxito y se mantenga con el paso de los años.

Y para quienes tengan aún reticencias con el tema de la seguridad frente al Covid-19 en los hospitales, ¿qué protocolos se siguen en Quirónsalud Málaga y cómo se garantiza el bienestar de estos niños y adolescentes?
Lo primero es asegurar que en la actualidad en nuestro país todos estamos sensibilizados con medidas anti Covid. En nuestro caso hemos pasado toda una serie de verificaciones nacionales e internacionales que garantizan
que se cumplen todos los estándares anti Covid. Pero es que además quiero aprovechar para poner el foco en algo muy importante: una cosa era el inicio de la pandemia, en la que buscábamos limitar la proximidad humana en los centros hospitalarios, y otra es ahora. Esa idea no puede permanecer porque estamos viendo patologías muy avanzadas que, cuando se diagnostican, ya es tarde. Me consta que está pasando en los adultos, pero es más llamativo si cabe en pediatría. Así que es importante tranquilizar a la población, recordar que la situación en los hospitales está totalmente controlada, y que en caso de duda ante cualquier incidencia con sus hijos, los padres deben acudir a un profesional de la pediatría a que les verifiquen cuál es la situación antes de que vaya a más.

 

 

 

Fuente: Diario Sur

Deja un comentario

  • (no será publicado)