Publicado por & archivado en General.

Los expertos animan a estar preparados ante otra serie de dificultades que surgirán una vez retomado el colegio, como el estrés y la ansiedad por el miedo al contagio por parte de las familias

 

La ‘vuelta al cole’ en tiempos de pandemia de coronavirus solo se entiende con dos palabras: seguridad y protección. Es algo en lo que coinciden los expertos, la comunidad educativa y las instituciones.

Iniciar de forma segura el curso presencial, no obstante, requiere de una serie de pautas, tanto en casa como en el aula. Según el doctor Manuel Baca, jefe del Servicio de Pediatría y Neonatología del Hospital QuirónsaludMálaga, es importante, antes de comenzar las clases, «instaurar circuitos diferenciados de entradas y salidas para que todos los alumnos no coincidan en tiempo y puedan respetarse las distancias de seguridad».

En caso de que algún alumno presente algún síntoma en el colegio, Baca recuerda que «el personal encargado de ello deberá tomar la temperatura a cualquier persona que se sienta enferma durante el día escolar y se le situaría en un lugar aparte previamente designado para ello y así aislar del resto hasta que se aísle o recupere en domicilio o vaya a Urgencias».

También advierte y anima a estar preparados ante otra serie de dificultades que surgirán una vez retomado el colegio, como «el estrés y la ansiedad por el miedo al contagio por parte de las familias, el sentimiento de estar defraudados por lo que ha supuesto esta nueva vuelta al cole, el complicado proceso de adaptación al colegio después de meses sin rutinas o la dificultad de alejarse de los padres y familias después de meses de mucho contacto».

Pautas a seguir en el colegio

Una correcta higiene de manos, el uso de mascarillas y mantener una distancia interpersonal de 1,5 metros son tres pautas básicas a mantener en cada centro educativo. Respecto al profesorado, el experto recomienda mantener la clase ventilada -con la puerta y las ventanas abiertas al menos cinco minutos cada hora- y concienciar a los alumnos para que, si se encuentran mal, les duele la cabeza o tienen tos, lo comuniquen a sus padres y profesores.

Si el menor presenta síntomas como fiebre, tos o diarrea no deben acudir al colegio para evitar contagiar al resto de compañeros; los profesores que detecten síntomas como tos, mocos, mejillas más sonrosadas de lo habitual o estar más apagado que de costumbre, deberán tomarle la temperatura y, si se confirma la febrícula o fiebre, aislar al niño lo antes posible.

Pautas a seguir en casa

Al llegar a casa, es recomendable que los niños se quiten los zapatos usados en el colegio y que estos se dejen en el rellano o en la entrada de casa; intentar que no toquen nada hasta cambiarse de ropa y lavarse bien las manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica; si es posible, se aconseja que los escolares se duchen al llegar a casa y lavar el móvil, las gafas y otros objetos como pendientes, pulseras o anillos con agua y jabón o alcohol.

La ropa del colegio dejarla, si se puede, aireando y, sobre todo, expuesta a la luz solar; en general las coladas de ropa, toallas y ropa de cama, lavarlas en lavadora a una temperatura superior a 40 grados; las fiambreras y cubiertos utilizados en el colegio, lavarlos con agua jabonosa o, de ser posible, en el lavavajillas a 60° de temperatura.

Asimismo, se aconseja limpiar habitualmente la cocina y el cuarto de baño con detergentes en cuya composición esté presente la lejía (añadir 25ml de lejía a un litro de agua) y utilizar preferentemente material de limpieza desechable. También es importante mantener bien ventiladas las zonas comunes.

 

 

 

Fuente: abc.es

Deja un comentario

  • (no será publicado)