Publicado por & archivado en General.

El objetivo es abarcar una muestra de 10.000 menores con edades comprendidas entre 6 meses y 14 años, para valorar en qué medida acusaron emocionalmente el periodo de confinamiento mientras duró y después de su cese

 

El Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid está desarrollando un estudio de investigación para evaluar la repercusión psicológica que el confinamiento, decretado en primavera durante el estado de alarma por la pandemia de COVID-19 tuvo en la población infantil, con el fin de identificar posibles alteraciones de comportamiento que requieran apoyo clínico.

El objetivo es abarcar una muestra de 10.000 niños con edades comprendidas entre 6 meses y 14 años, para valorar en qué medida acusaron emocionalmente el periodo de confinamiento mientras duró y después de su cese. En concreto, se evaluarán posibles situaciones de ansiedad, alteraciones del sueño y problemas funcionales como dolor abdominal y de cabeza, en función de los grupos de edad establecidos (de 6 a 17 meses, de 18 meses a 6 años, y de 7 a 14 años).

«Sabemos que la pandemia Covid-19 ha sido bastante menos agresiva con la salud física de los niños con respecto al grupo de edad de los más mayores, pero los efectos del confinamiento, del cierre de colegios, la exclusión de familiares y amigos, y los cambios vividos en estos últimos meses puede haberles supuesto un importante estrés vital», ha señalado Leticia González Vives y la doctora Ruth Solana Gracia, investigadoras principales del proyecto y pediatras del Hospital Universitario Infanta Leonor.

 

Muestra aleatoria de Vallecas

 

El 80% de los niños incluidos en la investigación (8.000), se corresponde con una muestra seleccionada al azar de la población infantil de referencia para el Hospital Universitario Infanta Leonor (más de 50.000), con los que se ha contactado de forma telemática y aleatoria, a través del envío de SMS a sus padres/madres/tutores, .

El 20% restante de la población infantil a la que va dirigido el estudio son hijos de los profesionales del Hospital Universitario Infanta Leonor (incluyendo también al Hospital Virgen de la Torre y los demás centros sanitarios que tiene adscritos), a los que se ha invitado igualmente a colaborar.

La participación en el estudio supone la cumplimentación de una encuesta telemática en tres fases (una primera, lanzada en septiembre de 2020, y un seguimiento posterior a los 2 y 4 meses).

Una vez completado el cuestionario, el Servicio de Pediatría hará llegar a los participantes un paquete de recomendaciones para ayudar a sus hijos a manejar las posibles alteraciones emocionales identificadas y les facilitará una dirección de correo electrónico de contacto a la que acudir en caso de dudas.

Cuando las puntuaciones obtenidas en los cuestionarios alerten sobre la necesidad de hacer una evolución más extensa o una estrategia de apoyo específica en determinados niños/as, el Servicio de Pediatría se pondrá en contacto por vía telefónica con sus padres/tutores para individualizar las actuaciones que mejor se adapten a cada caso.

 

 

Fuente: abc.es

Deja un comentario

  • (no será publicado)